Gigantes enfrentados por derechos de imagen

El mundo de los videojuegos es una industria millonaria. Cada año aparecen distintos títulos provenientes de diversas empresas, siempre mejorando en los detalles para hacerlos más realistas. En la creación de los mismos, se utilizan diferentes elementos como imágenes de lugares, marcas comerciales de automóviles y de artículos deportivos, como también imágenes de personas, en algunos casos personajes públicos y reconocidos.

Generalmente un tipo de  videojuego que utiliza imágenes de personajes reconocidos son deportivos. En el, estos personajes son incluso portada de los títulos. Por supuesto, todo ello sirve como gancho publicitario tanto para la empresa desarrolladora del juego como para el jugador. Así es el caso que hoy enfrenta a dos gigantes. Me refiero a Diego Armando Maradona y a la empresa Konami, creadora del juego Pro Evolution Soccer 2017 (PES 2017) por haber, supuestamente usado la imagen del jugador sin su autorización, en la época en que Maradona jugaba en el Barcelona. Frente a esto, el astro del fútbol indicó que demandaría a Konami por una alta suma de dinero, la que utilizará para beneficencia. Konami, por su parte replicó por la prensa esta acusación indicando que el Barcelona le cedió a Konami los derechos para la explotación de su licencia por los próximos tres años.

Finalmente tuvieron que negociar una salida, lo que implicó el pago de una indemnización por el uso indebido de la imagen. Además,  el jugador logró ser el rostro por otras ediciones más del juego.

¿Es primera vez que ocurre algo así con un rosto deportivo? La respuesta es no, los conflictos por el uso indebido de imagen, son más recurrentes de lo que uno puede pensar. El jugador de la NFL (National Football League) Jim Brown demandó a Madden NFL Publisher Electronic Arts en el año 2008, porque en dicho juego aparecía un conjunto de elementos figurativos que caracterizaban a Brown, fáciles de identificar, como la posición del jugador, número de uniforme, color de piel, peso, altura y otras características. Finalmente,  la empresa EA tuvo que pagar al jugador US. 600.000.

El que cada cierto tiempo existan estas polémicas, da cuenta de que la imagen hoy es fundamental y que no puede ser usada sin una autorización. Ni siquiera para una acción positiva, pues puede traer diversos problemas como por ejemplo, una asociación a una determinada campaña, gustos, preferencias, ideología. El tema hoy es aún más conflictivo, gracias a que con el uso de las tecnologías, propagar las imágenes resulta ser muy fácil y bajarlas prácticamente imposible.

El derecho a la propia imagen, en nuestro país no tiene una regulación especial a diferencia de otras legislaciones donde se reconoce expresamente. En Chile solo se regula vía contratos y en caso de judicializar el tema para el cese de uso indebido de imagen, la herramienta a utilizar es el recurso de protección, con la complejidad de construir la argumentación de defensa por medio de la honra, privacidad o el derecho de propiedad, siendo este último, el caso más utilizado por las Cortes.

Ahora bien, la cesión de uso de imagen no puede ser perpetua, por cuanto, quedaría limitada para con otras marcas o campañas. Es por eso que la labor del abogado que asesora en estas materias es dejar explícitamente clara la campaña para la cual se utilizará la imagen, así como el tiempo, los medios en los cuales aparecerá como otros elementos que se deben estudiar caso a caso.

De no actuar de esta manera, estaríamos cada cierto tiempo leyendo cada vez más problemas de este tipo en los medios.

 

Columna publicada orginalmente para El Mercurio Legal http://www.elmercurio.com/Legal/Noticias/Opinion/2017/07/25/Gigantes-enfrentados-por-derechos-de-imagen.aspx#

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *